Blogia
Economía con Máximo Kinast

Llegó el Global Wealth Databook…

Escribe Luis Casado – 4/04/2011

 

En la primavera del hemisferio norte ya se ven los “brotes verdes” que anunciaba Michelle, lo que da fe de sus dotes adivinatorias. Mira ver Goldman Sachs, por ejemplo. El banco yanqui que inundó el mercado de créditos basura y contribuyó poderosamente a la crisis de los subprimes es un verdadero jardín del edén: en el 2010 le distribuyó 5 millones 400 mil dólares de bono a cada uno de sus principales cinco dirigentes. Sumando salarios, bonos, estímulos y otras menudencias, Lloyd Blankfein, el gerente general, palpó más de 14 millones de dólares, -26 millones de pesos por día trabajado-, lo que da la medida de su extraordinaria productividad. Al lado de Blankfein, Stakhanov era una alpargata vieja.

 

Productividad: por ahí va la cosa. El 10% de la población mundial concentra el 83% de la riqueza planetaria, lo que es el reflejo de su incomparable eficiencia. Tal parece que el 90% de los mendas se rasca el epitelio testicular (o el pliegue inguinal en el caso de las damas) sin producir un níspero, lo que explica que tenga que repartirse el pijotero 17% restante.  Y como no tienen ni un cinco viven al tres y al cuatro.

 

Según el informe Global Wealth Databook con el que se rajó el banco Crédit Suisse, la riqueza mundial es de unos 194 billones de dólares, repartida entre unos 4 mil 400 millones de adultos. En la pirámide de la riqueza, el 1% más rico, unos 44 millones de patriotas (el equivalente de la población de Argentina), recibe  el 43,6% del total, o sea U$ 84,58 billones. Sebastián Piñera está en ese lote de altísima productividad. La crema de la crema. Y ahí es donde se me complican los números. Porque formo parte del 90% que se conforma con el 17% de la riqueza mundial, los 3 mil 960 millones de currantes que nos apañamos con un promedio de apenas 8.328 dólares por nuca. Y el banco en que los puse me paga el 4% de interés al año, lo que me renta 333 dólares anuales. Unas 160 lucas.

 

Piñera no debiese obtener menos por su billetito mientras espera que se termine su mandato. Las AFPs exigen un 15% anual, así es que para Sebastián hago el cálculo con una moderada hipótesis de un 10%. Sus dos mil millones de dólares debiesen rentarle U$ 200 millones al año, o sea 370 millones de pesos por día no trabajado, y digo “día no trabajado” porque el hombre puso su fortuna en un fideicomiso ciego, o sea que cuestión laburo no mueve ni las pestañas. A menos que no sea para gobernar, pero ahí cobra salario aparte. Reguleque, pero salario al fin y al cabo. Si te acuerdas del tema de la “productividad” ya la tenemos liada… Porque creyéndole a los economistas he asociado la riqueza a la intensidad y a la eficacia del laburo de cada cual, y Piñera no labura… preside. A menos que haga como los ministros y altos cargos de Ricardo Lagos, que se llevaban un enorme trabajo para la casa a cambio de un modesto sobresueldo. ¿O era al revés? En fin, que al lado de Piñera el pobre Lloyd Blankfein es un pordiosero.

 

En el otro extremo de la puñeta productiva están los chatos que no dan golpe, o es como si no lo dieran por la sencilla razón de que en retribución no reciben ni una palmadita en la espalda. La mitad más modesta de la población mundial que labura, -2 mil 200 millones de atorrantes-, sobrevive con el 1% de la -no oso decir- “riqueza”. Si como pretenden los que saben, la distribución del ingreso está directamente subordinada a la productividad, a estos chatos habría que sugerirles la eutanasia por inútiles. Por lo menos le darían laburo a los Parques del Recuerdo, alimentarían las amapolas por la raíz, harían aumentar el valor del mármol y el precio del pino Oregón, crearían valor mercantil, tendrían alguna significación económica, ¡No te jode!

 

Entre los extremos estamos nosotros, el 40% de la población activa, -1.760 millones de  boluditos que al mirarnos en el espejo nos vemos “clase media”-, y que entre todos palpamos 31 billones de dólares, lo que no es poco. Pero da apenas un promedio de 17.600 dólares per cápita. Si tuviésemos que vivir con eso  llegamos apenas a 700 lucas mensuales. Se ve que, cuestión rendimiento, tenemos que hacer un esfuerzo, inspirándonos en el ejemplo de un maestro de la productivity sin impulso como Piñera.

 

O hacer como algunos ex presidentes progresistas: encontrarnos un piloto. Entre el 1% de arriba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres