Blogia
Economía con Máximo Kinast

La Riqueza

Llegó el Global Wealth Databook…

Escribe Luis Casado – 4/04/2011

 

En la primavera del hemisferio norte ya se ven los “brotes verdes” que anunciaba Michelle, lo que da fe de sus dotes adivinatorias. Mira ver Goldman Sachs, por ejemplo. El banco yanqui que inundó el mercado de créditos basura y contribuyó poderosamente a la crisis de los subprimes es un verdadero jardín del edén: en el 2010 le distribuyó 5 millones 400 mil dólares de bono a cada uno de sus principales cinco dirigentes. Sumando salarios, bonos, estímulos y otras menudencias, Lloyd Blankfein, el gerente general, palpó más de 14 millones de dólares, -26 millones de pesos por día trabajado-, lo que da la medida de su extraordinaria productividad. Al lado de Blankfein, Stakhanov era una alpargata vieja.

 

Productividad: por ahí va la cosa. El 10% de la población mundial concentra el 83% de la riqueza planetaria, lo que es el reflejo de su incomparable eficiencia. Tal parece que el 90% de los mendas se rasca el epitelio testicular (o el pliegue inguinal en el caso de las damas) sin producir un níspero, lo que explica que tenga que repartirse el pijotero 17% restante.  Y como no tienen ni un cinco viven al tres y al cuatro.

 

Según el informe Global Wealth Databook con el que se rajó el banco Crédit Suisse, la riqueza mundial es de unos 194 billones de dólares, repartida entre unos 4 mil 400 millones de adultos. En la pirámide de la riqueza, el 1% más rico, unos 44 millones de patriotas (el equivalente de la población de Argentina), recibe  el 43,6% del total, o sea U$ 84,58 billones. Sebastián Piñera está en ese lote de altísima productividad. La crema de la crema. Y ahí es donde se me complican los números. Porque formo parte del 90% que se conforma con el 17% de la riqueza mundial, los 3 mil 960 millones de currantes que nos apañamos con un promedio de apenas 8.328 dólares por nuca. Y el banco en que los puse me paga el 4% de interés al año, lo que me renta 333 dólares anuales. Unas 160 lucas.

 

Piñera no debiese obtener menos por su billetito mientras espera que se termine su mandato. Las AFPs exigen un 15% anual, así es que para Sebastián hago el cálculo con una moderada hipótesis de un 10%. Sus dos mil millones de dólares debiesen rentarle U$ 200 millones al año, o sea 370 millones de pesos por día no trabajado, y digo “día no trabajado” porque el hombre puso su fortuna en un fideicomiso ciego, o sea que cuestión laburo no mueve ni las pestañas. A menos que no sea para gobernar, pero ahí cobra salario aparte. Reguleque, pero salario al fin y al cabo. Si te acuerdas del tema de la “productividad” ya la tenemos liada… Porque creyéndole a los economistas he asociado la riqueza a la intensidad y a la eficacia del laburo de cada cual, y Piñera no labura… preside. A menos que haga como los ministros y altos cargos de Ricardo Lagos, que se llevaban un enorme trabajo para la casa a cambio de un modesto sobresueldo. ¿O era al revés? En fin, que al lado de Piñera el pobre Lloyd Blankfein es un pordiosero.

 

En el otro extremo de la puñeta productiva están los chatos que no dan golpe, o es como si no lo dieran por la sencilla razón de que en retribución no reciben ni una palmadita en la espalda. La mitad más modesta de la población mundial que labura, -2 mil 200 millones de atorrantes-, sobrevive con el 1% de la -no oso decir- “riqueza”. Si como pretenden los que saben, la distribución del ingreso está directamente subordinada a la productividad, a estos chatos habría que sugerirles la eutanasia por inútiles. Por lo menos le darían laburo a los Parques del Recuerdo, alimentarían las amapolas por la raíz, harían aumentar el valor del mármol y el precio del pino Oregón, crearían valor mercantil, tendrían alguna significación económica, ¡No te jode!

 

Entre los extremos estamos nosotros, el 40% de la población activa, -1.760 millones de  boluditos que al mirarnos en el espejo nos vemos “clase media”-, y que entre todos palpamos 31 billones de dólares, lo que no es poco. Pero da apenas un promedio de 17.600 dólares per cápita. Si tuviésemos que vivir con eso  llegamos apenas a 700 lucas mensuales. Se ve que, cuestión rendimiento, tenemos que hacer un esfuerzo, inspirándonos en el ejemplo de un maestro de la productivity sin impulso como Piñera.

 

O hacer como algunos ex presidentes progresistas: encontrarnos un piloto. Entre el 1% de arriba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL INVENTO DE LOS BANCOS

https://mail.google.com/mail/?ui=2&ik=d2aee8a71a&view=att&th=12cd797d93a65406&attid=0.1&disp=inline&realattid=f5501e328a7fc3e6_0.1&zw

¿“EMPOBRECEN” LOS DUEÑOS DEL MUNDO?

NOVEDADES DE LA ENCUESTA FORBES 2009:

 

Por Ernesto Carmona*

 

Casi la mitad de la gente más rica del mundo vive en Estados Unidos1. Entre los 6.700 millones de habitantes de la tierra, existe una elite de 793 personas a quienes la crisis redujo su patrimonio en 23% en un año, pero conservan un promedio de 3 mil millones de dólares por cabeza, acumulando 2,4 millones de millones de dólares, en contraste con 1.4002 millones de pobres, 963 millones de hambrientos3 y 190 millones de desempleados2, en total 2.553 millones de personas, un 38% de la humanidad que está sufriendo desde antes que empezara la crisis actual.

 

El informe anual sobre grandes fortunas de la revista estadounidense Forbes, difundido el 11 de marzo, presenta a la depresión mundial como una suerte de fatalidad del destino que también afecta a los grandes ricos como a todos los mortales, pero pasa por alto la responsabilidad de los dueños del mundo en el diseño y mantenimiento –por la fuerza– de un sistema económico y político que perpetua la desigualdad entre los seres humanos.

 

Los 793 más ricos del mundo acumulan 2,4 millones de millones de dólares, que en castellano se llaman billones, y “trillones” en el lenguaje anglosajón. Se “empobrecieron” porque esa cantidad representa sólo el 54% de los 4,4 billones que el año pasado poseían 1.125 multi millonarios encuestados por Forbes. Aún reducida, esta riqueza triplica sobradamente los “paquetes salvadores” de Obama o de Bush. Y si los 2,4 billones de dólares de los 793 Forbes 2009 se distribuyeran entre los 2.553 millones de necesitados de la tierra, cada persona percibiría 940 dólares. Pero apenas el 1,25 % de esa cantidad permitiría reunir los 30.000 millones de dólares anuales que reclama la FAO "para [comenzar a] erradicar el hambre en el mundo"4.

 

Las grandes fortunas de la Tierra oscilan ahora entre los 40.000 millones de dólares de William III Gates, el dueño de Microsoft –de nuevo el número uno– y los mil millones del candidato presidencial de la derecha chilena, Sebastián Piñera, o del jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, quienes comparten el Nº 701 del ranking. Este año hay 38 nuevos grandes ricos que acumularon fortuna mientras otros sufrían la crisis, pero 373 desaparecieron de la lista, 18 por defunción y 355 por haberse “empobrecido” … por debajo de mil millones.

 

La mayoría de los grandes ricos sigue siendo estadounidense: 359 ciudadanos del país del norte –el 45% de los 793– poseen el 44% de la riqueza mundial encuestada por Forbes. Sus fortunas ascienden a 1.061.700 millones (más de un billón español o “trillón” anglosajón). Estos 359 norteamericanos tienen mucho más plata real que el “financiamiento” aprobado por el Congreso a Obama para salvar al capitalismo el “paquete” de 787 mil millones de dólares– y mucho más dinero de verdad que la emisión de bonos del Tesoro autorizada para el “paquete Bush” (700.000 mil millones), destinado infructuosamente a salvar a los banqueros que causaron la gran crisis. Sólo el 1% del dinero de los estadounidenses ricos podría financiar otro intento por “reactivar la economía” dándole un bono de 265 dólares reales a cada uno de los 40 millones de sus compatriotas pobres5. El “paquete Obama” les habría permitido recibir 19.675 dólares per cápita a estos 40 millones.

 

Las grandes fortunas de los súper magnates se inflaron en 2008 al calor de la especulación y la riqueza ficticia emanada de la burbuja financiera creada por los estafadores de Wall Street y sus colegas de la gran banca transnacional. Pero el desarrollo de la crisis ha comenzado a “sincerar” en 2009 la riqueza mal habida que fortaleció artificialmente al capitalismo contemporáneo, entregado más a la especulación con papeles ficticios y negocios “a futuro” que a la producción material de bienes de consumo reales y tangibles.

 

 

Los ricos de América Latina

 

Los multimillonarios de la región también se “empobrecieron”. El mexicano Carlos Slim Helú bajó del segundo puesto mundial al tercero, con una pérdida de 25 mil millones de dólares respecto a los 60.000 que exhibió el año pasado. Ahora tiene 35 mil millones de dólares, con un “empobrecimiento” de 42%.

 

William Gates III salió del tercer puesto que ocupó en 2008 (con 58 mil millones) para regresar al primer lugar en que antes estuvo 13 años, pero esta vez con 40 mil millones. Warren Buffett, el multimillonario amigo de Barack Obama, perdió el cetro mundial que tuvo el año pasado, con 62 mil millones, porque decayó a 37 mil millones, pero desplazó a Slim del segundo lugar.

 

La fortuna de Slim proviene de la privatización de Teléfonos Mexicanos (Telmex), que le fue adjudicada en 1990 por su amigo Carlos Salinas de Gortari, entonces presidente de México. También es dueño de la telefónica Claro y en enero invirtió 250 millones de dólares en el diario The New York Times, para salvarlo de la bancarrota y controlar el 7%. Quizás por capricho, se convirtió, además, en accionista principal de la lujosa tienda neoyorquina Saks Fifth Avenue.

 

Una nueva figura mexicana en la lista es el jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, quien ingresó “por abajo”, con el mínimo de mil millones que exige la publicación, quedando al mismo nivel que sus compatriotas Emilio Azcárraga Jean –dueño del Grupo Televisa– y el empresario Alfredo Harp Helú, más el chileno Sebastián Piñera, los millonarios latinoamericanos más “pobretones”. “El Chapo”, quien ha dado muerte violenta a miles de personas, aparece ahora en dos listas, la de Forbes y la de los más buscados por el FBI y la DEA. La inclusión de este personaje irritó al gobierno de México

 

La encuesta Forbes se conoció justo cuando los principales multi millonarios latinoamericanos clausuraban un cónclave secretísimo en la isla Barú, en Cartagena de Indias, propiedad del magnate colombiano Julio Mario Santo Domingo. Fue un encuentro con esposas e hijos para analizar el futuro de las grandes fortunas en un mundo en depresión, dijo el banquero colombiano Luis Carlos Sarmiento.

 

Concurrieron Slim; el venezolano Gustavo Cisneros; los argentinos Paolo Rocca –dueño de la transnacional siderúrgica Techint–, Federico Braun y Alfredo Román; los chilenos Andrónico Luksic (hijo) y Álvaro Saieh (que con Agustín Edwards controla los medios escritos del país, más supermercados, bancos y otros negocios, pero todavía no aparece en Forbes); los brasileños Joao Roberto Marinho (O Globo), David Feffer y Antonio Moreira Salles; y el panameño Stanley Motta. El presidente Álvaro Uribe fue a pedirles que inviertan en Colombia y exhortó a las víctimas del estafador Bernard Madoff a llevar a su país los dineros que hayan podido salvar.

 

 

¿Quién es quien en AL 2009?

 

En América Latina existen 31 Forbes que acumulan 120,9 mil millones de dólares, con un promedio personal de 3,9 mil millones. Si esa cantidad se repartiera entre los 562.461.667 habitantes de la región a cada latinoamericano le tocarían 215 dólares. En 2008 hubo 38 súper ricos, dueños de 197,5 mil millones. En un año se esfumaron 76,6 mil millones de dólares.

 

Argentina tiene sólo a Gregorio Pérez Companc, de 74 años, el Nº 397 del ranking mundial, con 1,8 mil millones de dólares. En 2008 aparecía con 2,1 mil millones, pero como el Nº 573 del mundo. Ganó en posición con menos plata, debido a la crisis que contrajo el listado.

 

Brasil tiene 14 grandes ricos que acumulan 38.600 millones de dólares (en 2008 tenía 19, con 66,1 mil millones):

1) Eike Batista, 52 años, Nº 61 en el mundo, con 7,5 mil millones de dólares;

2) Joseph Safra, 70 años, Nº 62, con 7,0 mil millones;

3) Jorge Paulo Lemann, 69, Nº 92, con 5,3 mil millones;

4) Aloysio de Andrade Faria, 88, Nº 196, con 3,1 mil millones;

5) Dorothea Steinbruch, Nº 205, 3,0 mil millones;

6) Antonio Ermirio de Moraes, 80 años, Nº 224, 2,8 mil millones;

7) Marcel Herrmann Telles, 59, Nº 285, 2,4 mil millones;

8) Moise Safra, 74, Nº 318, 2,1 mil millones;

9) Carlos Alberto Sicupira, 61, Nº 318, 2,1 mil millones;

10) Abilio dos Santos Diniz, 72, Nº 468, 1,5 mil millones;

11) Guilherme Peirao Leal, 58, Nº 601, 1,2 mil millones;

12) Antonio Luiz Reabra, 66, Nº 601, 1,2 mil millones (vive en el Reino Unido);

13) Julio Bozano, 73, Nº 647, 1,1 mil millones; y

14) Lily Safra, 71, Nº 701, 1,0 mil millones, natural de Mónaco, residente del Reino Unido, pero la viuda del banquero brasilero Edmond Safra, hermano de Moise (el Nº 8).

 

Chile tiene tres grandes adinerados, con 12,9 mil millones (el año pasado fueron 4, con 20,2 mil millones; hubo una “pérdida” de 7,3 mil millones y desapareció de Forbes la viuda de Anacleto Angelini, doña María Noseda Zambra, que en 2008 exhibió el Nº 1.062, con 1,0 mil millones):

1) Iris Fontbona, viuda de Andrónico Luksic, Nº 76 del ranking mundial, posee 6 mil millones (en 2008 exhibía 10,0 mil millones de dólares, con el Nº 77);

2) Eliodoro Matte, 63 años, Nº 81, tiene 5,9 mil millones (en 2008 fue el Nº 117º, con 7,9 mil millones); y

3) Sebastián Piñera, candidato presidencial, de 59 años, Nº 701 en el mundo, dueño de la línea aérea LAN y del canal ChileVisión, cayó de 1,3 a 1,0 mil millones de dólares, pero mejoró su posición porque en 2008 ostentaba el Nº 897.

 

Si estas tres personas repartieron sus 12. 900 millones de dólares entre la población chilena, que en 2009 se estima en 17 millones, cada compatriota recibiría 706 dólares, o sea, 423.600 pesos chilenos.

 

Colombia conserva a sus dos multi millonarios Forbes de casi una década, quienes reúnen 6.400 millones de dólares, 59% de los 10,9 mil millones del año pasado:

1) Julio Mario Santo Domingo, 85 años, cervecero y dueño de medios, hoy el Nº 132 del mundo, con 4,0 mil millones de dólares (en 2008 ostentaba el Nº 189, con 5,4 mil millones de dólares); y

2) Luis Carlos Sarmiento, 76, banquero, Nº 285, 2.4 mil millones (en 2008 fue el Nº 178, pero con 5,5 mil millones, es decir, era más rico que Santo Domingo).

 

México posee 9 multimillonarios que suman 55,1 mil millones de dólares (en 2008 había 10, pero con 96,2 mil millones: se esfumaron 41,1 mil millones, el 43% de las fortunas aztecas):

1) Carlos Slim Helú, el Nº 3 del mundo, de 69 años y 35,0 mil millones de dólares;

2) Alberto Bailleres, 76 años, con el Nº 83 y 5,7 mil millones;

3) Ricardo Salinas Pliego, 53, Nº 124, dueño de medios de TV, con 4,2 mil millones;

4) Jerónimo Arango, 83, Nº 178, 3,4 mil millones;

5) Germán Larrea Mota Velasco, 55, Nº 178, 2,6 mil millones;

6) Roberto Hernández Ramírez, 67, Nº 601, 1,2 mil millones;

7) Emilio Azcárraga Jean, 41, Nº 701, dueño de Televisa, 1,0 mil millones;

8) Joaquín Guzmán Loera (El Chapo), 54, Nº 701 en el mundo, narco, 1,0 mil millones; y

9) Alfredo Harp Helú, 65, también Nº 701, 1,0 mil millones.

 

Venezuela conserva a sus dos multimillonarios tradicionales que reúnen 5,8 mil millones de dólares y, al igual que los dos colombianos, se alternan como el más rico del país (en 2008 poseían 9,6 mil millones):

1) Gustavo Cisneros, 63 años, Nº 149 del mundo, con 3,8 mil millones de dólares (en 2008 fue el Nº 222 con 4,6 mil millones); y

2) Lorenzo Mendoza, 43 años, Nº 334 y 2,0 mil millones (el año pasado era el Nº 1 de su país y el Nº 203 del mundo, con 5,5 mil millones de dólares, arriba de Cisneros).

 

 

Curiosidades Forbes

 

Francia: Chile –y otros países latinoamericanos– contribuye al enriquecimiento de uno de los grandes magnates de Francia. El país galo exhibe 10 súper millonarios con fortunas que suman 63,2 mil millones, casi la mitad de los 113,9 mil millones que 2008 ostentaban 14 Forbes. Uno de los que perdura es Jean Claude Decaux, que en 2009 aparece con 3,2 mil millones, 54% de los 5,9 mil millones que exhibió en 2008, acumulados en el negocio de los letreros publicitarios en paradas de buses tipo Transantiago y estaciones como las del Metro capitalino chileno, negocio que repite en 48 países con más de 7.000 empleados. ¿Por qué una empresa pública como el Metro de Santiago contrata a una transnacional francesa para un negocio que puede realizar por sí misma, generando empleo y dejando ganancias en Chile?

 

Rusia padeció una gran mortandad de nuevos ricos, a menudo exaltados en las páginas de Forbes, que surgieron tras la desaparición de la Unión Soviética. De 87 que figuraron en el listado del año pasado, en 2009 sobrevivieron 32, menos del 37%. El promedio patrimonial por millonario cayó en 46%, de 5,9 mil millones a 3,19 mil millones. Pero las fortunas cayeron globalmente a la quinta parte, de 510,3 mil millones a 102,2 mil millones. Se esfumaron más de 400 mil millones de dólares, más de la mitad del “paquete Obama”.

 

Alemania también acusó el impacto de la recesión en las grandes fortunas. De 59 ricachones germanos con más de mil millones de dólares en 2008, poseedores de un promedio de 4,8 mil millones y un total de 284,6 mil millones, el número de adinerados descendió poco en 2008, sólo a 54 súper millonarios, pero su patrimonio cayó en un tercio, quedando en 191,8 mil millones, con un promedio de 3,55 mil millones y 92,8 mil millones dólares en fortunas perdidas.

 

China tiene 28 grandes ricos Forbes, de 27 a 66 años, que acumulan 41,1 mil millones de dólares, con fortunas que oscilan entre mil y 3 mil millones, con un promedio individual de 1,5 mil millones. Hay que añadir a 19 millonarios de la isla de Hong Kong, que son mucho más ricos porque en conjunto poseen 66,4 mil millones de dólares, con un promedio de 3,5 mil millones. En total, en la República Popular China hay 47 ricos que poseen 107,5 mil millones. Sin embargo, en 2008 había 68 grandes fortunas que totalizaban 259 mil millones: 42 en el continente, con 122,7 mil millones de dólares y un promedio de 2,9 mil millones, más 26 en Hong Kong, con 136,3 mil millones y un promedio de 5,2 mil millones.

 

El más rico entre los chinos continentales es Liu Yongxing, de 60 años, 3 mil millones, quien comenzó vendiendo pollos en 1982, con un capital de 120 dólares. El más viejo, He Xiangjian,  66 años, 1,8 mil millones, es un emprendedor del negocio del aluminio.

 

La más joven es Yang Huiyan, de 27 años, dueña de 2,3 mil millones de dólares, heredera de un negocio inmobiliario. De lo poco que de ella se sabe, se graduó en una universidad de Ohio y puso el video de su boda en You Tube, quizás para ahuyentar pretendientes. Pero el año pasado era la persona más rica de China con 7,4 mil millones.

 

Perdió 5,1 mil millones en “compras inmobiliarias inoportunas” y en 2009 sólo es la mujer más rica de China, por debajo de Yongxing, el emprendedor que comenzó vendiendo pollos.

 

El “año de la rata" 2008 no resultó bueno para los negocios privados en China, el único país del mundo que en 2009 tendrá crecimiento –se vaticina más de 8%– mientras el mundo está en depresión. Según Forbes, las grandes fortunas ya decayeron en 2008: 60% en el continente y 50% en Hong Kong. La riqueza combinada de los 400 chinos más adinerados cayó de 288 mil millones de dólares en 2007 a 173 mil millones en 2008, en tanto los 40 chinos más ricos perdieron $68 mil millones, el 57% de sus haberes. En el 2007 hubo 66 chinos Forbes.

 

India tiene menos millonarios que China pero con más dinero: 24 personas poseen 106,8 mil millones de dólares, con un promedio individual de 4,45 mil millones, en contraste con los 53 que hubo en 2008, con una fortuna global de 334,6 mil millones y un promedio de 6,3 mil millones.

 

Inglaterra también acusó el golpe, con una pérdida de 34%: de 34 personas que en 2008 poseían un promedio individual de 2,9 mil millones de dólares y un total de 98 mil millones, en 2009 se acreditaron 25, con un promedio de 2,6 mil millones y un total de 64,6 mil millones.

 

Italia: El primer ministro, Silvio Berlusconi, ya es el segundo hombre más rico de su país, con 6,5 mil millones de dólares. En 2008, el jefe del estado era el tercero, pero con más plata: 9,4 mil millones. En Italia hay 12 súper ricos que poseen 37 mil millones de dólares, con un promedio de 3,1 mil millones. Pero en 2008 había 13, con un promedio de 4,5 mil millones y una fortuna global de 58,1 mil millones.

 

Israel: Los israelíes ricos siguen haciendo dinero mientras causan sufrimientos a los palestinos. En 2009 hay 8 grandes fortunas con un promedio individual de 1,9 mil millones de dólares y un total de 15,4 mil millones, pero el promedio se cayó a la mitad de los 3,8 mil millones de 2008, cuanto hubo 9 grandes ricos poseedores de 34,5 mil millones.

 

Facebook fracasó en la campaña con los grandes medios que le rindieron culto sincronizado a su fundador, Mark Zuckerberg, para que repitiera en el listado Forbes 2009. El “niños maravilla”, que a los 23 años se convirtió en el primer multimillonario “hecho a sí mismo” más joven de la historia del ranking, ingresó a la lista en 2008, con el nivel Nº 785 y 1,5 mil millones de dólares, pero en 2009 fue eliminado, pese a la intensa promoción de CNN y la gran prensa mundial. Forbes es un Oscar de los grandes negocios: infla o desinfla el valor de las acciones.

 

Pero la cuestión de fondo – muy poco conocida– es que Facebook  (**) comenzó como inversión de riesgo de la CIA6, que también lo utiliza para reclutar nuevos agentes, mientras los estafadores que suplantan identidades también se nutren con sus perfiles sobre miles de incautos. Se infló como una burbuja después que William Gates (Microsoft ) adquiriera en 240 millones de dólares el 1,6% en octubre de 2007, en una operación que llevó a muchos a especular que Facebook valdría 16 mil millones de dólares, basándose sólo en la elemental regla de 3, pero ésa ya es otra historia…

 

Notas:

1) Reporte Forbes 2009: http://www.forbes.com/lists/2009/10/billionaires-2009-richest-people_The-Worlds-Billionaires_CountryOfCitizen_18.html.

2) Exposición de Osvaldo Martínez (Cuba): XI Encuentro Sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, La Habana, 2 al 6 de marzo de 2009.

3) Comunicado de FAO, diciembre de 2008:

http://www.fao.org/news/story/es/item/8882/icode/.

4) Director General de la FAO, Jacques Diouf, en Brasilia, 9 de marzo de 2009:

http://www.granma.cu/espanol/2009/marzo/mar10/fao.html.

5) En EEUU había más de 37 millones de pobres en 2007:

http://www.nodo50.org/atraie/spip.php?article598

http://www.larepublica.com.uy/comunidad/247913-fuerte-aumento-de-la-pobreza-en-eeuu

6) “With friends like these ...” (Con los amigos nos gusta…), The Guardian, 14 de enero de 2008: http://www.guardian.co.uk/technology/2008/jan/14/facebook

 

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

 

(**) Nota de Máximo Kinast: Eso, hace rato que lo sabía:

¿POR QUÉ FACEBOOK NO FUNCIONA?

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

DOS LECCIONES DE ECONOMIA CHILENA

Lección I: Hadas: Campanita, Pinochet y el cuento del milagro chileno
por Greg Palast (Piel de Leopardo)

En el caso de Pinochet, le acreditaron el milagro de Chile, un exitoso experimento de mercados libres, privatización, desregulación y la expansión económica cuyas semillas de liberalismo se dispersaron desde Valparaíso a Virginia. Pero la calabaza de Cenicienta realmente no se transformó en un elegante carruaje. El milagro de Chile, era también un cuento de hadas. La creencia de que el general Pinochet había iniciado un generador de energía económica no era más que una de esos discursos que se basan enteramente en su propia repetición.

Chile podía jactarse de un cierto éxito económico. Pero ése era el trabajo del Salvador Allende, quién salvó a su nación, milagrosamente, una década después de su muerte.

En 1973, en el año en que el general Pinochet tomó brutalmente el gobierno, el índice de desempleo de Chile era 4.3%. En 1983, después de diez años de modernización y libre-mercado, el desempleo alcanzó el 22%. Los salarios verdaderos declinaron por el 40% bajo el mandato militar.

En 1970, el 20% de la población de Chile vivían en la pobreza. Antes de 1990, el año en que el "presidente" Pinochet dejo la oficina, el número de indigentes se había duplicado hasta el 40%. Todo un milagro.

Pinochet, él solo, no destruyó la economía de Chile. Eso fue producto de nueve años de duro trabajo de las mentes académicas más brillantes del mundo, una manada de aprendices de Milton Friedman, los Chicago Boys. Bajo el encanto de sus teorías, el general suprimió el salario mínimo, proscribió el derecho de negociación de los sindicatos, privatizó el sistema de pensión, suprimió todos los impuestos sobre riqueza e ingresos de los negocios, recortó el empleo público, privatizó 212 industrias del Estado y 66 bancos, y logró un exceso fiscal.

Liberado del peso muerto de la burocracia, impuestos y sindicatos, el país dio un salto gigante hacia ... la bancarrota y la depresión. Después de nueve años de economía al estilo Chicago, la industria de Chile hizo agua y murió.

En 1982 y 1983, el PIB cayó 19%. El experimento de libre-mercado había terminado, y los tubos de ensayo se habían roto. La sangre y el vidrio habían ensuciado el piso del laboratorio. Todavía, con una notable audacia, los científicos locos de Chicago declararon que el experimento había sido un éxito.

En EEUU, el Departamento de Estado del presidente Ronald Reagan publicó un informe que concluía, "Chile es un ejemplo para un manual en manejos administrativos sanos". Milton Friedman acuñó la frase, "el milagro de Chile". El compañero de Friedman, el economista Art Laffer, afirmó que el Chile de Pinochet era "un ejemplo de vitrina de lo qué la economía de mercado puede lograr".

Ciertamente que sí lo era. Más exactamente, Chile era un ejemplo de una desregulación enloquecida. Los Chicago Boys convencieron a la junta militar de que si quitaba las restricciones a los bancos de la nación podrías atraer capital extranjero para financiar una expansión industrial. Pinochet vendió los bancos del Estado –con un descuento del 40% del valor contable– y éstos cayeron rápidamente en las manos de dos imperios controlados por los especuladores Javier Vial y Manuel Cruzat. Usando sus nuevas adquisiciones, Vial y Cruzat redirigieron fondos de sus bancos para comprar fábricas –para después apalancarlas con préstamos de inversionistas extranjeros sedientos de conseguir un pedazo de las dádivas del Estado–. Las reservas de los banco se llenaron con pagarés falsos de empresas inter-conectadas. Y Pinochet dejó que siguieran los buenos tiempos para los especuladores. Le persuadieron que los gobiernos no deberían obstaculizar la lógica del mercado.

Para 1982, el juego de la pirámide financiera se había terminado. Los grupos de Vial y Cruzat no pagaron. La industria se paralizó, las pensiones privadas se quedaron sin valor, la moneda desfalleció. Las protestas y las huelgas de una población demasiado hambrienta y desesperada como para temerle a las balas forzaron a Pinochet a invertir curso. Quitó a sus queridos experimentales de Chicago.Renuente, el general restauró el salario mínimo y el derecho de negociación de los sindicatos.

Pinochet, quien había diezmado previamente las filas del gobierno, autorizó un programa para crear 500.000 empleos. Es decir Chile fue sacado de la depresión con los viejos remedios Keynesianos, Franklin Roosevelt al 100%, Reagan/Thatcher al 0%. Las tácticas del "New Deal" (nuevo pacto) rescataron a Chile del pánico de 1983, pero la recuperación a largo plazo y el crecimiento de la nación es desde entonces el resultado –¡tápenle los oídos a los niños!– con una dosis grande de socialismo.

Para salvar el sistema de la pensión de la nación, Pinochet nacionalizó los bancos y la industria en una escala nunca imaginada por el comunista de Allende. El general expropió a placer, ofreciendo poco o nada de remuneración. Aunque la mayoría de estos negocios fueron re-privatizados eventualmente. El estado conservó la propiedad de una industria: cobre.

Por casi un siglo, el cobre y Chile han sido sinónimos. La experta en metales de la Universidad de Montana, Janet Finn, dice que "es absurdo describir a una nación como un milagro de la empresa libre cuando el motor de la economía permanece en manos del gobierno". El cobre ha proporcionado del 30% al 70% de las ganancias de exportación de la nación. Ésta es la moneda fuerte que ha construido al Chile de hoy; los ingresos de las minas de Anaconda y de Kennecott expropiadas en 1973 - regalo póstumo de Allende a su nación.

El negocio agrícola es la segunda locomotora del desarrollo económico de Chile. Esto también es una herencia de los años de Allende. Según el profesor Arturo Vásquez de la Universidad de Georgetown (Washington DC), la reforma de la propiedad de la tierra de Allende, la desintegración de los estados feudales –que Pinochet no pudo revertir completamente–, creó una nueva clase de empresarios agrícolas productivos que, junto con los operadores corporativos y cooperativos, lograron un flujo de ganancias por la exportación comparables con las del cobre. "Para tener un milagro económico," dice el Dr. Vásquez, "quizá se necesita primero un gobierno socialista a quien confiar una reforma agraria".

Así que ahí lo tenemos: Keynes y Marx, no Friedman, salvaron a Chile.

Pero el mito del milagro del libre-mercado persiste porque sirve una función casi-religiosa. Dentro de la fe de los reaganautas y de los thatcheritos, Chile proporciona la fábula necesaria del génesis, el Edén de donde se creo el ilustre dogma del liberalismo.

En 1998, la pandilla de los cuatro de las finanzas internacionales –Banco Mundial (World Bank), el FMI, el Banco de Desarrollo Inter-mericano (Inter-American Development Bank) y el Banco Internacional para la Conciliación (International Bank for Settlements)– ofrecieron una línea de $41.5 mil millones del crédito a Brasil. Pero antes de que las agencias le dieran un salvavidas a la nación que se ahogaba, exigieron que Brasil se tragara la medicina económica que casi mató a Chile.

Usted conoce la lista: las privatizaciones de venta de emergencia, los mercados de trabajo flexibles (es decir, la demolición de los sindicatos) y la reducción del déficit a través de cortes salvajes en los servicios de gobierno y de seguridad social.

En Sao Paulo se le aseguró al público que estas crueles medidas beneficiarían en última instancia al brasileño medio. Lo que parecía colonialismo financiero fue vendido como la panacea probada en Chile con resultados milagrosos. Pero ese milagro era en realidad un engaño, un fraude, un cuento de hadas en el que nadie vivió felizmente para siempre.

El autor es periodista y escritor. Sus informes pueden leerse en

www.gregpalast.com y en
www.palastinvestigativefund.org.

Se agradece la presente versión en castellano a Jorge Lopez Gallardo.

Artículo distribuido por Piel de Leopardo y Política Cono Sur.



Lección II: El papel del Gobierno en el Chile actual


En la actualidad, los "administradores del sistema" continúan subsidiando el modelo impuesto a sangre y fuego por la Dictadura para beneficio de los empresarios nacionales y extranjeros
que siguen saqueando al país gracias a la "viga maestra del neoliberalismo a la chilena", lo poco que el Estado todavía controla del cobre, un pedazo de la torta cuya mayor parte también es objeto de rapiña a manos llenas por parte de los empresarios privados.

Efectivamente, según Edgardo Condeza en su artículo "El cobre no es chileno...", la Empresa Estatal CODELCO controla el 30% de la producción nacional del cobre y desde el año 1990 al 2002, le ha aportado al Estado de Chile US $ 10.600 millones. En contrapartida, el Grupo Luksik y las empresas extranjeras que controlan nada menos que el 70% de la producción nacional, le han generado al Estado, en el mismo período, sólo US $ 1.500 millones, una séptima parte del aporte de CODELCO.

Con todo, los ingresos que genera CODELCO son suficientes para que el Gobierno, cuya funcion primordial es administrar el sistema, desarrolle sus "programas sociales" para mantener "la paz social" dentro del status quo de modo que el empresariado nacional y extranjero pueda seguir enriqueciéndose.

Aunque conceptualmente es una contradicción, en los hechos el modelo económico chileno es del más puro corte "socialista neoliberal", para acuñar un nuevo término en la disciplina con más premios Nobel norteamericanos.



Germán F. Westphal
Instituto Cono Sur
Baltimore, EE.UU.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres