Blogia
Economía con Máximo Kinast

El Fondo Monetario Internacional (FMI) empieza a sospechar la verdad

Según el artículo publicado con fecha 5/4/2005 en ARGENPRESS, “El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió sobre la existencia de factores que atentan contra la estabilidad financiera internacional, en una tendencia capaz de modificar las perspectivas de crecimiento económico”.

En el mismo artículo “alertó acerca del peligro que representa el enorme déficit por cuenta corriente de Estados Unidos, el cual llegó el pasado año (2004) hasta la cifra récord de 665.900 millones de dólares, equivalentes al 5,7% del Producto Interno Bruto (PIB)”.

Y el FMI se asusta de manera muy “especial si los bancos centrales de Asia deciden diversificar sus carteras de divisas extranjeras”.

Todo eso lo explique en un artículo publicado en esa página hace un año y dos meses. Dada la velocidad de los cambios y la rapidez con que ocurren los hechos, mi artículo fue publicado hace una eternidad. Lo extraño es que el proceso de descomposición del Imperio no haya ido más rápido.

Hasta la fecha, el único Jefe de Estado que ha comprendido con claridad la situación y tomado medidas de diversificación de sus reservas ha sido Fidel Castro. O quizás no sea el único, porque muchos otros han debido darse cuenta de que el dólar no vale ni la centésima parte de su valor facial, por el excedente de billetes que hay en el mundo.

Como hemos explicado desde hace años, el valor del dinero reside en su capacidad de ser cambiado por bienes. Esto implica que los bienes han de existir. Cuando hay más billetes que bienes, los billetes pierden su valor. ¿Por qué no ocurre esto con el dólar? Por la sencilla y criminal razón de que los Bancos Centrales de todos los países compran dólares para evitar su caída, con la excusa de favorecer la exportación de bienes desde sus respectivos países.

Existe otra razón por la que no diversifican sus carteras de reservas y es el temor a un pánico financiero. Si China quisiera cambiar sus reservas de bonos del Tesoro de USA, que ascienden a seiscientos mil millones, no encontraría comprador, porque no hay nadie en el mundo que pueda comprarle esos dólares. Con suerte recibiría la mitad o la tercera parte de su valor en euros o en otras divisas. Esto no lo puede negar ningún economista en el mundo entero.

El mayor temor del FMI esta en algo que no menciona. Quizás lo dirá dentro de un año. Lo terrible de la situación mundial con una economía basada en el dólar, es que no sólo existen billetes, sino cientos de miles de millones de dólares en documentos, que no valen ni el papel en que están impresos, como los Bonos del Tesoro. Pero eso no es todo. Están los famosos y casi desconocidos mercados de futuro, donde se transa en dólares físicamente inexistentes, productos que tampoco existen, pero se supone que existirán, como por ejemplo, la producción de café de Colombia de los próximos diez años.

La tendencia actual entre los grandes consorcios y multinacionales es hacer sus transacciones en euros. En países como el Perú, con una economía en dos monedas (Nuevos Soles y Dólares), los bancos están abriendo cuentas en euros. Las grandes fortunas privadas han iniciado un cambio hacia el euro. Casi siempre son los más ricos los que se salvan de las crisis financieras... y las pagan los más pobres, como ocurrió en el Chile de Pinochet, en los años ochenta, cuando los principales bancos quebraron. Todavía el pueblo de Chile esta pagando quinientos millones de dólares anuales por el “milagro económico” que permitió enriquecerse más a los más ricos y aumento la brecha con los más pobres.

Pero usted no se preocupe, amable lector, en el mismo artículo que estamos comentando, el FMI dice: “...que a nivel global las instituciones financieras están en mejores condiciones para hacer frente a futuros choques potenciales”. Por mi parte no imagino que quieren decir, ¿quizás significa que ya están cambiando sus dólares por euros?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

creditos -

El FMI aplaza la salida de la crisis hasta finales de 2009


El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, adelantó que la institución que dirige presentará en enero nuevas previsiones para presentar un panorama aún más siniestro. De hecho, Strauss-Kahn situó la salida de la crisis a finales de 2009 o incluso en el año 2010. En opinión del máximo responsable del FMI, tanto el escenario como las perspectivas globales siguen deteriorándose y que 2009 será un año “muy difícil” para la economía global.

Alcanzar la recuperación económica, necesitará una política “muy activa” afirmó Strauss-Kahn, aunque dijo no estar seguro de que ya se esté implantando en los diferentes países. De esta manera, el director gerente del FMI sembró la duda sobre las medidas aplicadas hasta ahora, argumentando que no han sido suficientes para superar la actual situación económica.

P'a mear y no echar gota, oiga.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres