Blogia
Economía con Máximo Kinast

En manos de quiénes estamos…

 

Escribe Luis Casado – 31/10/2011

 

A poco andar de la mega-crisis financiera desatada con la especulación de los créditos basura (subprimes), el semanario financiero francés ‘Challenges’ puso en la portada de su edición del 3 de abril de 2008 una enorme foto del presidente del Banco Central de los EEUU con un titular que decía “¡Gracias Ben!” y un subtítulo que decía: “La crisis se terminó” (sic).

El autor del subtítulo fue Patrick Artus, economista distinguido, director de Investigación y Estudios del Banco Natixis cuyos resultados están a la altura de su genio. Tres años después vemos, efectivamente, que la crisis se terminó… El agradecimiento a Ben Bernanke tenía que ver con que BB, -“experto del crac de 1929”-, no cometió el error de sus predecesores que restringieron el crédito agravando la Gran Depresión. No. Ben fue hasta a decir: “si es necesario arrojaré dólares desde un helicóptero para mantener la liquidez de los mercados”. Conocido desde entonces como “Helicopter Ben”, el presidente de la FED ha lanzado dos QE sin lograr hacer despegar la economía yanqui. Lo que los amerloks llaman eufemísticamente ‘quantitative easing’ (QE) no es sino la emisión de dólares sin respaldo. Se trata, ni más ni menos, de falsificación de moneda en escala industrial, pero legal. Ben Bernanke, consultado en una conferencia de prensa acerca de las razones que explican la abulia de la economía yanqui, declaró: “No tengo la menor idea”. Este  es uno de los capullos en manos de los cuales estamos. El otro, Mario Draghi, asumirá su cargo como presidente del Banco Central Europeo el 1º de noviembre.

 

Hasta ahora Draghi fue presidente del banco central italiano, y desde ese eminente promontorio contribuyó a hacer de la deuda pública italiana la tercera más grande del mundo: 2,6 billones de euros, 120% del PIB, tres veces más que Grecia, Irlanda y Portugal reunidos, el doble del monto reunido hace poco por la zona euro en su Fondo de Estabilidad Financiera de la moneda única. Su CV indica que trabajó en Goldman Sachs, nido de truhanes, y puede que sea por esa razón que los alemanes, -que en la materia distan de ser niñitos de pecho-, declarasen que en el BCE se pasa de un incompetente a un mafioso. La prensa internacional comenta que “Entre los miembros del Consejo de gobernadores del BCE (Draghi) es considerado como un conservador que en muchas cuestiones está en la misma longitud de onda que Jean-Claude Trichet.” ¿Nos persignamos?

Según ‘Il Corriere della Sera’, antes de dar su acuerdo para comprar parte de la deuda pública italiana Trichet le habría enviado una carta secreta a Berlusconi exigiendo reformas constitucionales. Un burócrata designado a dedo chantajeando a un mafioso electo democráticamente… la vida supera la imaginación de Mario Puzzo. Draghi también habría firmado la carta secreta: Mario Puzzo tendrá que cambiar de oficio. La misiva, de tipo “una oferta que no puedes rehusar”, exigía además la privatización de los transportes públicos, de la energía y los servicios públicos, así como la reforma del mercado del trabajo en el sentido de facilitar los despidos en el sector privado y una reducción de los efectivos del sector público. Como si fuese poco Trichet y Draghi, sin disponer de ningún cargo electivo,  sugerían que Berlusconi actuase por decreto, como en una dictadura cualquiera. El diario madrileño ‘El País’ comenta que se trata de “Un papel que, en principio, quedaba reservado a los Gobiernos, pero que el BCE asumió este verano sin tapujos al condicionar -mediante una carta "secreta"- las compras de títulos italianos y españoles a la adopción de nuevas medidas de ajuste e incluso a cambios constitucionales por parte de sus Gobiernos.” Siempre pronto a condenar la “dictadura” de Hugo Chávez, el diktat de Trichet-Draghi no parece molestarle al diario “progresista”.

Uno lo entiende cuando lee la descripción ditirámbica que ‘El País’ hace del nuevo patrón del BCE:

“Mario Draghi es un escalador entusiasta. Este economista de 64 años, de aspecto pulido, atlético y algo enigmático, disfruta con pasión sus largas jornadas en las montañas, especialmente en los Alpes, donde práctica ese deporte de altura, que algunos de sus valedores consideran, incluso, un estilo de vida y de ver el mundo.”

Que Dragui es un ‘escalador’… lo prueba el nivel al que ha llegado. Y es además un “independiente” según ‘El País’, que no precisa de qué o de quién:

Buena prueba de esa independencia política es que Draghi, considerado un hombre de Carlo Azeglio Ciampi y heredero del centro-izquierda italiano que representan él, Tomaso Padoa-Schioppa y Romano Prodi, fue nombrado luego gobernador del Banco de Italia por Silvio Berlusconi en 2005.”

Independiente… Y por si fuese poco, “progresista”.

"De centro-izquierda pero católico", matiza Alfredo Pastor, profesor de económicas del IESE y antiguo secretario de Estado de Economía, que conoció a Draghi brevemente en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), en 1972...”

En un arresto de objetividad, ‘El País’ recuerda el paso de Draghi por Goldman Sachs:

“El capítulo más oscuro en la biografía de Draghi está relacionado con su etapa en Goldman Sachs. Entre enero de 2002 y hasta su nombramiento como gobernador del Banco de Italia, en diciembre de 2005, Draghi fue socio y vicepresidente de Goldman Sachs International. El banco de inversión estadounidense fue el que diseñó el plan de ingeniería financiera que permitió a Grecia camuflar su deuda y acceder, así, al euro en enero de 2002.”

Dicho claramente, un estafador, un defraudador, un falsificador de Balances llega a la cabeza del Banco Central Europeo en gloria y majestad.

Poco importa. Para el diario ‘El País’, que suele darle lecciones de democracia y probidad a todo dios, Draghi es un tío impecable:

Su “…trayectoria, unida a su brillante currículo y su impecable formación, hacen de él un candidato poco discutible. (…) Parece que el 1 de noviembre el chico listo de la clase coge los mandos.(sic)”

Joder… En manos de quiénes estamos…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres