Blogia
Economía con Máximo Kinast

El cagazo se está arreglando (no el nuestro…)

Escribe Luis CASADO 06/03/2010

 

La firme. El cagazo se está arreglando. Si no me crees, lee los titulares de la prensa internacional:

“Wall Street se beneficia de las cifras del empleo”.

 

Ya sé, Wall Street se beneficia siempre, pero esta vez se trata de las cifras del empleo, úsease de la cesantía, desempleo o paro que uno que es ingenuo imagina reduciéndose a su mínima expresión y por vía de consecuencia inflando las Bolsas.  Eso hace pensar el subtítulo de la noticia que te cuento:

“Las Bolsas americanas terminan en neta alza este viernes, impulsadas por las satisfactorias cifras del desempleo”.

 

En medio de nuestras propias catástrofes, -terremoto, maremoto, réplicas, gobiernos incompetentes e impotentes, avioncitos F16 y submarinos Scorpene tan inútiles como las instituciones a las que pertenecen, Piñera que llega-, el resto del mundo cuya economía no va tan bien como la nuestra, -Andrés Velasco dice que “es mucho mejor que esta tragedia nos haya pillado con una economía que está en pie y avanzando-, el resto del mundo digo, sigue sufriendo la crisis, el “pánico”, la Gran Recesión.

 

Por eso el personal inocente, incauto, cándido y crédulo va y piensa que la gallada encontró pega, laburo, trabajo, un job, un pololo, un remplazo, un subcontrato, un curro salvador y anunciador de menos miseria. Nyet. Nein. Non. Que nenni. El subtítulo precisa en letras chiquititas que:

“La economía americana solo suprimió 36 mil empleos en febrero”.

Como lo lees. En Madrid no fueron menos y lo pusieron en letras grandes:

“El desempleo en EEUU coge aire y afianza la recuperación económica”

“La recesión destruyó 36.000 empleos en febrero, muy por debajo de lo previsto”

 

Aleluya, Aleluya, sólo 36 mil hogares más se van a la puta calle. El drama de unos hace la alegría de otros, el mundo de las finanzas tiene ese detalle, y por eso en Francia la Bolsa de París gana más de cinco puntos en una semana. La prensa exulta y pone en primera página que:

“La Bolsa de París sube por encima de los 3.900 puntos gracias a las cifras del empleo en los EEUU”.

Y como si fuese poco, para animar el Carnaval de festejos el diario entrega una precisión que se agradece:

“Los inversionistas salieron de su siesta”.

 

Así, mientras unos 80 millones de currantes perdían su empleo en el último año, los inversionistas, en fin los especuladores, dormían el sueño de los justos, roncaban el exceso de tintolio de un banquete bien regado, eructaban y peaban las sabanas de la dulce siesta de quien no tiene nada que reprocharse.

 

Ya ves, el cagazo se está arreglando. Para el riquerío se entiende. Las Bolsas suben, los inversionistas se despiertan, uno ya no sabe qué es peor, si vivir en el Chile que se monta en la placa tectónica de Nazca y  como si fuera poco ve llegar al Tatán, o en los Estados Unidos en que millones hogares perderán su casita en el curso de este año y que viven con un diez por ciento de tasa de desempleo. ¡Alégrate!, los economistas preveían mucho más, se ve que hay justicia divina: los economistas siempre se equivocan en modo tal de tranquilizar a las víctimas.

 

Si a todo esto le sumas que el iPad va a llegar en abril, que el Campeonato se va a jugar a la “antigua”, que el PS va a crear un comisión para fiscalizar los planes de emergencia y de reconstrucción, que Pinilla anotó un “doblete”, que Berlusconi hizo aprobar una ley hecha a medida para su partido de rufianes, que el Papa Ratzinger, -el pastor alemán-, pidió perdón por la epidemia de pedofilia que sufre la Iglesia, y que la globalización y el libre mercado dejaron sin trabajo a las hermanas carmelitas de Francia visto que ahora las hostias se importan desde Polonia, queda claro que el cagazo se está arreglando (no el nuestro…).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres