Blogia
Economía con Máximo Kinast

AGFLACION Y OTRAS YERBAS TRANSGÉNICAS

Por Máximo Kinast

Amable lectora, amable lector, no te asustes con las palabrotas del título. El artículo que estas leyendo es mucho más simple. Tan simple como la vida misma.

Tu quieres ganar dinero. Todos quieren ganar dinero. El dinero es PODER. Poder condensado en un papel o en una moneda, que permite cambiarlo por cosas. Según Tofler, el Poder del dinero es débil, porque se gasta, aunque sirva para premiar o para castigar o para comprar otro Poder más débil, como la Fuerza, que sólo se puede usar en una dirección (sirve sólo para castigar). Siguiendo con Tofler el mayor poder es el conocimiento. En esta era de la Información, el saber es más poderoso que el dinero y mucho más que la fuerza.

Por eso los economistas inventan palabras. para confundir al personal y no explicar lo que está claro. En este mes de enero del 2008 ha nacido la palabra AGFLACION*. Sus padres fueron economistas del banco Merrill Lynch, como un acrónimo de las palabras (ag)riculture e (in)flation. Quiere decir que los alimentos van a subir de precio porque los gringos de USA necesitan carburantes para mover sus automóviles y la última idea es convertir productos agrícolas en gas. Como hay escases de alimentos y de suelos cultivables, si se dedica una parte importante de la agricultira a mover automóviles, el precio de los alimentos sin marca (comodities) sube y sube.

Claro que los economistas serios no lo explican así. Resulta que la explicación técnica es que ha aumentado la demanda de alimentos y también ha crecido la oferta, por eso los precios suben. ¿Lo has comprendido? Pues yo no consigo entenderlo.

Para mi, los precios suben si los insumos (componentes del producto) suben, porque al subir los costos, los márgenes de beneficio se reducen y nadie quiere trabajar a pérdida. Esa es una razón que entiendo.

Otra razón que entiendo es cuando aumenta la demanda y la oferta se mantiene, y aunque no suban los costos, la ambición humana de ganar más y ya puestos, aceptando que hay más demanda, resulta lógico (aunque un pelín inmoral, pero eso a nadie le importa) que los precios suban.

Hay veces en que una estrategia de precios altos permite acceder a un mercado exclusivo... pero para eso se necesita un producto con marca, lo que no se da en este caso, ya que tratamos con productos indiferenciados (comodities).

Entonces, si no es por razones estratégicas ni por causa de un incremento en los costos, ¿Por qué suben los precios? Incluso entendería que bajaran, porque a mayor demanda la mayor producción permite amortizar mejor los costos fijos. (Si no lo entiendes lee 'Análisis del Punto de Equilibrio" en

http://marketingconmaximo.blogia.com/temas/marketing-audit.php
 

La única razón válida para subir los precios es la absoluta inmoralidad de los productores transnacionales de alimentos. Los precios suben, porque es posible subirlos.

Entonces dicen que si cultivasen productos transgénicos los precios bajarían porque bajarían los costos. Es la misma mentira de la copa que chorrea. Si cultivan transgénicos, los precios seguirán subiendo y los mismos de siempre seguirán ganando más, pero mucho más.

¿Y que tienen de malo los transgénicos? Bueno si no lo sabes, es hora de que te preocupes de averiguarlo. Un transgénico es un vegetal o animal al que se le han introducido genes de otra especie para 'mejorar' alguna de sus características. Es como comer un kiwi con genes de ratas.

¿Y mejoran las características de los transgénicos? Si, mejoran, algunas características, PERO, hay un gran pero, no se sabe que pasará con las reacciones del organismo ni como evolucionarán los nuevos genes ni como se combinarán ni si traerán problemas en el futuro.

¿Pero hay sabios que dicen que son seguros?. Es verdad, que lo dicen, pero mienten. No pueden saberlo, porque los genes persisten y se transmiten a otros organismos (al tuyo por ejemplo) y se quedan allí y se juntan con otros genes (los tuyos por ejemplo) y las combinaciones posibles son miles de millones. Son tantas que ningún sabio del mundo ni todos los sabios del mundo juntos pueden calcular todas las posibilidades. Bueno, de hecho, ni siquiera son capaces de calcular el próximo número premiado de la Lotería. ¿Cómo podrían asegurar que alguna de esas combinaciones no es perjudicial para tu salud?

Pero todo eso es poco. El peligro de verdad esta en que hay dos clases de semillas transgénicas:

a) Las estériles, que no se reproducen, por lo que el agricultor estará obligado por el resto de su vida a comprar cada año semillas a las transnacionales, y

b) Las que no son estériles y si se reproducen y el viento y los insectos las llevan y se reproducen en cualquier parte y acaban con la biodiversidad y con las plantas autóctonas. Además, si alguna cae en un terreno de tu propiedad, las transnacionales te demandan por robo y deberás pagarles una indemnización o perder tus tierras.

A esta situación nos ha llevado el sistema neoliberal. ¿Por qué? me preguntas. Porque sin control, de los Estados que frenen los apetitos salvajes de las transnacionales y su desmesurado ánimo de lucro hemos llegado a esta situación agflacionaria y -profetizo- llegaremos a una estanflación.

 

*El 22 de enero de este año encontré esta palabrota. La busqué en Google y en castellano había siete referencias. Ayer, 29 de enero ya había 29 referencias (cuatro veces más). Hoy he encontrado 44 referencias en Internet.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres